Pena de Muerte en China


Ismael Arciniegas, el primer colombiano ejecutado en China por narcotráfico

Ismael Enrique Arciniegas Valencia se convirtió en el primer colombiano en ser ejecutado en China por el delito de narcotráfico. Tres kilos de cocaína sellaron su suerte. Otra colombiana, Sara Galeano, fue devuelta a Colombia hace una semana. A ella se le encontró un kilo de esta sustancia. A Arciniegas se le hallaron tres kilos y eso fue suficiente para que la justicia china decidiera imponerle la pena capital pese a los reclamos del gobierno colombiano. Dos destinos distintos: Galeano está viva para contar su historia; Arciniegas está muerto.

Este vallecaucano de 72 años de edad fue detenido en 2010 en el aeropuerto de Guangzhou. Llevaba la droga, por la que le iban a pagar $15 millones, adherida a su cuerpo. Puntualmente: a sus tirantas. Al verse descubierto confesó, pero no fue suficiente. En 2012 fue condenado. Y, en 2013, su sentencia fue confirmada: pena de muerte.  Se realizaron 28 visitas para comprobar su estado de salud y se enviaron siete notas, en las que el Gobierno colombiano reiteró su rechazo a la pena de muerte, y pidió que a Arciniegas se le conmutara la pena. Pero China no dio su brazo a torcer. Aunque en otros casos, como el de Galeano, ha decidido de forma distinta.

Con información de Elespectador.com