Gases lacrimógenos inundan el cielo de Venezuela


Venezuela vive una de las jornadas más tensionantes por culpa de las manifestaciones y los gases lacrimógenos

Gases lacrimógenos y piedras en lugar de playa y una bebida fría bajo el sol. El asueto de Semana Santa en Venezuela transcurre con violentas protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

“¿Descansar en Semana Santa? Sí estamos cansados… Pero cansados del gobierno, cansados de pasar hambre, cansados de ir a la farmacia y no conseguir una medicina. Vamos a resistir. Yo me quedo aquí”, declaró este lunes a la AFP un manifestante con el rostro cubierto, junto a un árbol derribado que, en llamas, bloqueaba una vía del este de Caracas.

Prefirió no revelar su nombre: “Soy estudiante”, se limitó a decir.

La oposición realizó este lunes su quinta protesta en Caracas en lo que va de abril, que al igual que las anteriores terminó en disturbios. Grupos de jóvenes respondieron con piedras y botellas a las bombas lacrimógenas y las balas de goma disparadas por los cuerpos de seguridad para disolver las movilizaciones.

“¿Cómo es que se les llama a los que odian las navidades? ¡Los ‘grinch’! Son los ‘grinch’ de la Semana Santa”, dijo Maduro durante su programa dominical, en el que volvió a acusar a la oposición de propiciar hechos de violencia para derrocarlo.

“¡Hay Semana Santa! No nos han podido quitar la Semana Santa y no podrán”, clamó el mandatario. Su ministro de Interior, Néstor Reverol, dijo este lunes que los opositores que protestaban durante la Semana Santa habían asumido “el papel de anticristo”. “¡Calle, calle, calle sin retorno!”, coreaba un puñado de manifestantes que huía de una lluvia de gases en la capital.

Fuente: Elespectador.com