En Venezuela una misa terminó en incidentes


Chavistas irrumpen en una iglesia y agreden a fieles y al cardenal de Caracas

Con empujones, gritos y consignas de chavistas y opositores culminó este miércoles la misa que abre una de las mayores tradiciones de la Semana Santa en Caracas, la procesión del Nazareno de San Pablo.

“¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, gritó una multitud en la Basílica de Santa Teresa, en el centro de Caracas, cuando el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, quien ofició la ceremonia que congregó a centenares de personas, dio por culminado el acto.Segundos después empezaron los enfrentamientos dentro del templo, que obligaron a policías a ingresar para calmar la situación. Varios feligreses ajenos a la refriega corrían aterrados.