Continua la crisis en Venezuela


Venezuela sumida en protestas y choques con la Guardia Nacional Bolivariana

La oposición venezolana intensificó este martes la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro con una jornada de protestas que dejó varios heridos -uno de bala- y que el presidente denunció como un plan para llenar las calles de “sangre”. Un día después de que la OEA declarara que en Venezuela hay una “grave alteración” de la democracia, unos mil opositores exigieron devolver las facultades al Parlamento de mayoría opositora, elecciones y la libertad de sus dirigentes presos.

Pero la policía impidió que marcharan hacia la sede del Legislativo, en el centro de Caracas, para acompañar una sesión en la que la mayoría opositora iniciaría un proceso para destituir a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). El bloqueo policial desató forcejos en medio de los cuales los uniformados lanzaron gases lacrimógenos que alcanzaron al presidente de la Asamblea, Julio Borges, al excandidato presidencial Henrique Capriles y a diputados como el veterano Henry Ramos Allup.