10 Tips para empezar el año comiendo saludable


Se acabaron las comidas a deshoras y llevarte cualquier bocadillo a la boca. Si lo que quieres es iniciar con el pie derecho este nuevo año, aplica estos consejos para comer sin culpa.
  1. No te saltes el desayuno
Privar a tu cuerpo de recibir alimentos las primeras horas del día no te dará ningún beneficio. No solo se trata de beber café y ya, acompáñalo con un plato de frutas y algo de proteína, como un sándwich de jamón.
  1. Usa algo de picante
 La capsaicina, ingrediente que da el picor al chile, tiene el poder de reducir el apetito, por lo que podría ayudarte a comer en menos cantidades.
  1. Cambia tu cereal
Aunque son muy ricos los cereales azucarados o con chocolate, estos tienen altos niveles de azúcar. Lo mejor es elegir cajas con más contenido de fibra y menos endulzantes.
  1. Ten chía a la mano
 Esta famosa semilla se ha vuelto un básico al momento de llevar una alimentación saludable. Está llena de nutrientes y la puedes agregar a cualquier jugo, licuado o batidos.
  1. Más verdura
 Procura acompañar tus platillos con una taza de vegetales, cocidos o al vapor, como te sepan más ricos.
  1. Utiliza un spray para el aceite
Añade menos cantidad de aceite a tus guisos guardando éste en una botella con tapa rociadora.
  1. Saborea el chocolate negro
Este es mucho mejor que el que está hecho a base leche, pues tiene más antioxidantes  y menos azúcares añadidos. Busca el que tenga más cacao.  
  1. Consume productos locales
 Aprovechemos la amplia variedad de alimentos saludables que se dan en nuestro país, que además de ayudarnos a estar sanos, tienen un bajo costo y al consumirlos fomentamos la economía.
  1. Vuélvete un consumidor(a) consciente
Se trata de preparar nuestros alimentos y aprovechar esta actividad para integrar a la familia. Alejarnos de lo procesado y de las calorías vacías, comer despacio y de manera consciente
  1. Sigue la dieta piramidal
Una dieta basada primordialmente en vegetales y disminuir el consumo de proteína de origen animal,  Cabe señalar que esta recomendación es aplicable solo a la dieta de adultos